Se puede volver de la muerte

Se puede volver de la muerte

Millones de personas a lo largo de sus vidas, alguna vez se han llegado a preguntar si ¿ se puede volver de la muerte ? Y que se mostrarían súper entusiasmadas por conocer lo que se siente o lo que se percibe cuando se empieza a caminar por ese camino como lo llaman algunos quienes como yo tuvimos la oportunidad o desgracia de conocer la luz que se ve al final del túnel.

Independientemente de las cosas que le puedan haber sucedido; de sus creencias religiosas, de su situación económica y de su formación cultural, después de haber tenido un accidente trágico o haber sido declarado muerto en una institución clínica, volver de la muerte, se convierte en una experiencia inolvidable, porque se tiene una sensación de haber estado en un lugar paradisíaco del que no quisiéramos volver.

Experiencias y relatos al volver de la muerte

Son muchas las coincidencias de experiencias y relatos al volver de la muerte, ya que muchas personas cuentan lo vivido durante esos instantes y relatamos que estamos como flotando, viendo nuestro cuerpo en la sala quirúrgica o colocado al lado del vehículo con el que tuvimos el accidente esperando la llegada del médico forense.

En otras ocasiones se siente una paz interior que te conlleva a no sentir molestias ni dolores de ningún tipo, y poco a poco has ido transitando un oscuro túnel donde al final del mismo irradia una luz muy blanca y transparente muy potente, que tiene la cualidad de ser intensamente amorosa. Volver de la muerte, se ha convertido en una narración fascinante para quienes nos hemos encontrado en ese trance.

Ademas, son muchos los autores que han intentado describir su experiencia o la de algunas personas a través de sus relatos, un ejemplo claro se da en el año 1975 apareció la publicación de un libro que llevo el título de Vida después de la vida escrito por Raymond Moody que recopilo muchas historias de personas a las cuales les había dejado de latir el corazón durante un corto periodo de tiempo y luego regresaron a la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *